www.cronicalocal.es
Bienestar Social consigue reducir en un 80,7% la lista de espera de dependencia
Ampliar

Bienestar Social consigue reducir en un 80,7% la lista de espera de dependencia

lunes 31 de mayo de 2021, 13:56h

Escucha la noticia

La concejala Isabel Lozano ha realizado un balance de resultados en la mitad del desarrollo del programa. De 6.503 solicitudes que había pendientes en noviembre de 2020 sólo quedan por resolver 1.250, que se resolverán antes de seis meses.

En total, desde la aprobación de la Ley de dependencia, en la ciudad de València se han tramitado 42.127 solicitudes, la mayor parte de las cuales se gestionaron entre los años 2015-2021, lo que refleja, en palabras de la concejala Lozano, “el compromiso y la apuesta por la buena gestión de la dependencia del actual gobierno, que no se había dado en los años anteriores”. De hecho, en los ocho años transcurridos desde la puesta en marcha de la normativa, 2007, hasta el año 2015, se tramitaron 15.195 solicitudes, mientras que entre 2015 y 2021, tras el cambio de gobierno, se han tramitado 29.927 solicitudes, “es decir, el doble de tramitaciones en apenas un cuarto del tiempo”, ha explicado la concejala. Isabel Lozano ha señalado también la media anual de solicitudes resueltas en ambos periodos: 1.899 al año entre 2007 y 2015, frente a 4.987 entre 2015 y 2021.

En cuanto a las personas beneficiarias en el sistema de prestaciones de la dependencia, en los primeros años (2007-2015) el total de personas admitidas en el sistema en la ciudad ascendió a 12.914 (1.614 por año de media). En comparación, desde mayo de 2015 a 2021 se han sumado 25.293 personas beneficiarias. A fecha de hoy hay 27.504 personas dadas de alta en la ciudad, lo que contrasta con las 7.369 que había cuando se produjo el cambio de gobierno en 2015, ha explicado la concejala Lozano. “Son cifras incontestables”, ha afirmado la delegada de Bienestar Social e Integración.

Por ello, y desde el convencimiento de que dar acceso a las personas dependientes es “una prioridad social”, el Equipo de Gobierno impulsó en noviembre pasado el Plan de mejora de dependencia, cuyos objetivos pasaban por acabar con la lista de espera (que entonces ascendía a 6.500 casos); poner al día las revisiones de grado, cambios o nuevos recursos; asumir el incremento de solicitudes de los últimos años; reducir los tiempos de registro y de valoraciones en los domicilios; y realizar un seguimiento el impacto de la pandemia en las personas mayores (análisis de salud mental).

Para alcanzar estas metas, ha recordado la concejala de Bienestar Social, se aprobó la creación de un equipo de valoración intensivo y exclusivo, integrado por 38 profesionales. De manera paralela, se puso en marcha una plataforma GeoDEP, que permite tener localizados todos los casos que han solicitado entrar en el sistema en la ciudad y ordenados por criterios de urgencia, antigüedad y proximidad. Además, se impulsaron acciones como la centralización de las citaciones, y cambios en los procedimientos administrativos.

Los resultados reflejan que se ha conseguido reducir el tiempo de registro de las solicitudes, de 12 a 2-3 meses de media; se ha incrementado el ritmo de valoraciones en más de un 55%; y se ha logrado subsanar 5.541 instancias ya presentadas y tramitadas (2021).

La concejala de Bienestar Social, Isabel Lozano, ha destacado la importancia de acoger en el sistema público de dependencia a todas las personas que lo precisen, y ha defendido que se trata de una atención “prioritaria y necesaria para que las personas tengan una buena calidad de vida”. Actualmente, de los 801.545 habitantes de la ciudad, el 21% (168.328 personas) tiene más de 65 años. Y las proyecciones para los próximos años incrementan estas cifras: 173.385 personas en 2023 y 209.468 en 2033. Los porcentajes por sexos de personas de más de 56 años que viven solas se sitúan en un 33,43% de mujeres y un 15,82% de hombres. De manera paralela, las personas con grados de discapacidad superior al 65% constituyen el 5,48% de la población de la ciudad.

A fecha de hoy resta por resolver las 1.250 solicitudes que quedan de la lista de espera, a las que hay que sumar las nuevas peticiones de este año, que son 1.555. La concejala de Bienestar Social ha concluido asegurando que “por primera vez en la historia de València, acabaremos 2023 cumpliendo el plazo máximo de seis meses que establece la Ley para resolver las solicitudes sobre dependencia que se planteen”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios