www.cronicalocal.es
Comprender el mundo (XIV): Dinamicidad
Ampliar

Comprender el mundo (XIV): Dinamicidad

miércoles 26 de septiembre de 2018, 15:03h
Como seguimos estudiando y comprendiendo cómo se forman, mantienen y destruyen los grupos sociales organizados, y ya hemos aceptado cuales son las premisas que crean cualquier situación, es decir, Presión, Tensión y Equilibrio, es imprescindible que incorporemos a estas, para un más profundo análisis, un concepto que hasta ahora, en la historia de las religiones e ideologías, no se ha aportado nunca… Dinamicidad.

Cuando estudiamos a fondo las religiones e ideologías, todas nos presentan una fotografía, no un vídeo. Con esa representación la visión se nos aparece siempre estática. Las cosas son como son. Se debe creer en ellas y seguirlas. Siempre han sido y serán de esa forma. No habrá cambios. Da la sensación que casi nadie ha analizado el cristianismo. Parece que una vez juzgados en el juicio final, aquellos que alcancen el Cielo, o incluso el infierno. ¿Qué? Nadie se lo ha preguntado, o nadie ha escrito sobre ello, parece que solo el viejo Nietzsche lo hizo, con aquella famosa frase, “Si la vida es tan corta y da para aburrirse más de cien veces, ¿Qué pasará con la vida eterna?

Si analizamos a los Islamistas. Sin perjuicio que en esto del Cielo sería como los cristianos, hay otro tema de foto fija. Si al morir luchando por el Islam, Alá les concede setenta vírgenes, ¿Qué pasa?, ¿Se las renueva? ¿Les retira a estas una vez usadas y les da más vírgenes renovadas? Porque es obvio que a los pocos meses o años ya ninguna es virgen, ¡Y queda toda la eternidad por delante!

En el caso de los Marxistas la foto también era estática, rígida, sin desarrollo. Ellos luchaban para alcanzar el socialismo real, pero no he leído una solo línea acerca de la pregunta, de ¿Qué pasaría después? Es obvio que una vez alcanzado ese maravilloso objetivo las cosas debían cambiar respecto de los planteamientos iniciales. Ya no podemos luchar porque todo el mundo coma cuando ya hemos alcanzado la hartura. No podemos seguir aspirando a la formación general cuando todos los ciudadanos ya gozan de tres o cuatro carreras cada uno.

Ahora, para comprender el mundo, y no dedicarnos a seguir y obedecer dogmas y teorías estáticas, debemos entender y desarrollar que la vida es dinámica. Que los procesos políticos y sociales son, por su propia naturaleza, dinámicos. Que al desear resolver los problemas que nos planteamos, a medio camino, ya nos surgirán otros nuevos. Por ejemplo, cuando la gente tiene hambre quiere comer, medio resuelto el problema debemos comenzar a pensar en la calidad de los alimentos, o se aburrirán y protestarán. Después nos solicitarán que qué pasa con la vivienda. Al final nos dirán que vaya vida más tediosa, que cómo les resolvemos lo del aburrimiento…. Si, la vida es dinámica.

Uno de los problemas que se le presenta a los científicos es que su propia aparición para estudiar un experimento ya ha modificado las condiciones. Lo que nunca podrán hacer es estudiar algo sin estar ellos allí. No podrán conocer nada sin al mismo tiempo modificar los elementos con su sola presencia. Más aún, el segundo experimento ya tiene los desechos, por pequeños que sean, del anterior. Si, la vida es dinámica.

Basta que resolvamos un pequeño problema para que se nos presentes tres o cuatro más que antes no existían. Precisamente porque hemos resuelto el primero.

Al incorporar la dinamicidad comprenderemos que nunca se puede analizar un grupo social, a un subgrupo, ni siquiera a un ciudadano de forma estática, porque lo que piensa hoy ya es imposible que lo piense mañana, y si incorporamos alguna pequeña modificación, su forma de pensar cambiará hasta límites insospechados. Todo lo que debemos estudiar y comprender lo haremos de forma dinámica. Pensando cómo puede ser hoy, pero sabiendo que debemos incorporar las modificaciones con las que se presentará mañana.

Si comprendemos y manejamos estos conceptos, comprobaremos que las teorías políticas y sociales que nos presentan hoy, en toda Europa, los politiquillos de turno, puede que sean auténticas memeces. Por ejemplo, cuando la señora Le Pen consiga que toda Francia sea francesa, ¿Qué hará? ¿Se encerrará para siempre? Y cuando sus intereses nacionales choquen con el vecino -que lo harán- que tenemos, ¿La Tercera guerra mundial de nuevo entre Francia y Alemania?. Ahh… No… Porque el Ukip Inglés –que solo defenderá sus intereses nacionales- también matará franceses. Ya no podrá haber aliados. Absurdo, absurdo.

Huelga que hagamos una proyección dinámica con los populistas del sur. Una vez que no paguen la deuda, y se salgan del Euro, y de la UE ¿Que harán?, ¿Pedirán dinero prestado de nuevo? ¿Suprimirán todo viaje al extranjero como en Cuba? ¿Cerrarán Internet como Corea del Norte? ¿El planeta Tierra serán trescientas o cuatrocientas Coreas del Norte todas cerradas en sí mismas?. Absurdo, absurdo.

Nosotros sí aplicamos la dinamicidad, porque hemos comprendido que en 1.917 más de media Rusia se moría de hambre, pero que en 1.955 ya comían todos lo suficiente pero no podían moverse, y ya hemos comprobado que en 1.989 colapsaron ellos solos sin que los persas o Alejandro Magno, o Julio Cesar les invadiese.

A partir de ahora cualquier análisis intelectual que se precie de ser riguroso ha de realizar estudios incorporando los desarrollos dinámicos inherentes a nuestra biología, y sobre todo a nuestra Psicología. Pensamos en función a donde estamos. Los pensamientos de los seres humanos no son otra cosa que la posición que ocupamos.

Incorporemos la Dinamicidad a nuestros conocimientos y razonamientos… Los resultados son espectaculares.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Crónica Local

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.